LA TRADICIONAL PULSERA RIVIERE

LA TRADICIONAL PULSERA RIVIERE

Siempre me ha fascinado el destello especial de los buenos diamantes cuando están montados en una pulsera riviere totalmente articulada. Como su nombre indica, este particular diseño de pulsera evoca las luces que se pueden contemplar a lo largo de la riviera francesa al anochecer.

Se trata de una pulsera de diseño sencillo pero exquisito, en el que una hilera de dimantes idénticos van engastados unos tras otros, sin principio ni final para simbolizar la eternidad. Es por ello que, antes de que se extendiera la tradición del solitario de compromiso, era la pieza elegida como regalo de pedida de mano en nuestro país. Aún hoy sigue compitiendo con el anillo de compromiso en e este sentido.

                  

Al otro lado del océano se la conoce también como pulsera "tenis", gracias a una anécdota protagonizada por la tenista Chris Evert quien en la final del Open de Estados Unidos de 1987 interrumpió el partido porque había perdido su riviere de diamantes. En la conferencia de prensa que siguió al evento, la tenista explicó que la interrupción era imprescindible para ella ya que, hasta ese momenteo, nunca había perdido de vista su "pulsera de tenis", renombrando de este modo una de las piezas más tradicionales de la joyería contemporánea.

                                 

Además de Chris Evert, otras tenistas de renombre como Serena Williams y María Sharapova contribuyeron a establecer este legendario brazalete como pieza amuleto, con la que acudir a los partidos importantes.

                                                         

Ellas demostraron con su uso que esta exquisita pieza de joyería puede ser utilizada tanto en el día a día como para hacer deporte o acudir a importantes eventos, convirtiéndose así en pieza imprescindible en el joyero de cualquier mujer.. Tanto es así que podemos verla a diario en cualquier reunión de trabajo o en las mejores galas de la alfombra roja.

A mí me encanta combinarlas con apliques en piedra preciosa de color o engarzadas en macramé para un aire más informal.

                            

Recomendado por ZankYou